lunes, 5 de marzo de 2007

¡¡No!! ¡No hagas click ahí!

Hay recomendaciones que se repiten, se dicen a diario, se incluyen en cada artículo sobre seguridad antivirus, en cada advertencia, pero no se respetan. No vale generalizar, pero aún hay demasiada gente que no respeta una de las medidas básicas de seguridad contra los códigos maliciosos: no hacer click y no abrir archivos adjuntos a mensajes de correo electrónico que no fueron solicitados.

Aunque los creadores de malware han incorporado nuevos métodos de propagación, el correo electrónico sigue siendo uno de los más utilizados. Cuando un código malicioso usa dicho medio para reproducirse, usualmente lo hace en la forma de un archivo adjunto.

La única forma de que muchos de los códigos maliciosos de los últimos tiempos se propaguen y sean capaces de infectar miles de equipos alrededor del mundo es si los usuarios que reciben los correos con el virus, hacen click en el archivo adjunto incluido.

Sin embargo, y aunque se recomiende siempre que no se abra un archivo adjunto que no ha sido solicitado, muchos usuarios siguen desoyendo esto y se tiran de cabeza. Esto causa que luego sus equipos se infecten, funcionen lentamente, sufran cambios, los datos sensibles del usuario puedan ser robados, etc.

¿Entonces? Seguiremos insistiendo con la recomendación: nunca haga click en un archivo adjunto a un mensaje de correo electrónico que ud. no solicitó. Por más que su antivirus no haya detectado nada en el mensaje, no haga click. Por más que prometa fotos de mujeres desnudas o desastres naturales, no haga click. Por más que venga de la empresa más conocida del planeta, no haga click.

Cuando reciban un mensaje de correo electrónico que contiene un archivo adjunto, no importa quien sea el remitente, al momento de acercar su mouse al mismo para abrirlo, recuérdenme gritando “¡¡No!! ¡No hagas click ahí!”.

“is”

2 comentarios:

Esteban Karmél dijo...

No entendi bien. Cuando me llega un mail que no pedi con un archivo, lo abro? =P

Gracias por los consejos

Ignacio dijo...

Efectivamente, no tenés que abrir los adjuntos a emails que no pediste :-)