jueves, 27 de noviembre de 2008

Cuidado donde metes la memoria

El buen Microsaurio de Tecnozona comentó esta semana una interesante anécdota que sirve para entender que el malware está en todos lados y no solo te puede llegar a infectar por andar navegando por Internet.

En la noticia en cuestión, comenta el caso de una persona cuya memoria de la cámara de fotos terminó infectada por un código malicioso solamente por llevarla a una casa de fotografía para realizar copias a través de las terminales de autoservicio cada vez más comunes.

Resulta que dichas terminales utilizan, en muchos casos, sistemas operativos como Windows, y por ende, pueden infectarse como cualquier otra cosa. Al meter tu memoria en uno de ellos terminas ante la posibilidad de que en ella se copie un malware y luego cuando la conectes a tu computadora para ver las fotos que sacaste con tu cámara, también termine infectado tu equipo informático.

Es muy importante que tengamos en cuenta que cualquier medio de almacenamiento (tarjetas de memoria, llaves usb, etc) puede ser utilizado para distribuir malware, y que muchos de los creadores de código malicioso agregan rutinas a sus desarrollos para que detecten si se conecta algo a la computadora a fin de automáticamente copiar un malware allí.

La noticia original está en:

http://www.tecnozona.com/?q=node/2208

/is

1 comentario:

Sebastián dijo...

Esto es muy común. Mi pareja siempre lleva a imprimir sus trabajos de la facultad en su pen drive a una fotocopiadora a la vuelta de su casa y yo ya tuve que explicarle como formatear o desinfectar el pen drive cada vez que lo lleva allí porque tienen la PC infectada...